¿Cómo afrontar el entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo)?

¿Cómo afrontar el entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo)?

¿Cómo afrontar el entorno VUCA (Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo)?
El reto de un líder de gestión humana es poder atraer, seleccionar, desarrollar y fidelizar su capital humano en el actual entorno VUCA. a través de la aplicación de un modelo responsable y sostenible de gestión humana.

En S&M Consultores aconsejamos trabajar en una revisión permanente de los movimientos del entorno, el sector, las tendencias de liderazgo, entre otros que afecten directamente a la organización, a la gestión del capital humano y sus líderes; con el fin, de identificar y sobre todo predecir los cambios e hitos que pueden alterar el entorno y la cultura organizacional. Entendemos que es de gran utilidad hallar la forma de tener una calibración permanente del sentido de pertenencia, compromiso desarrollo e ímpetu del talento humano de nuestra organización, para alinear la estrategia del área de gestión humana al tiempo real y futuro y no basarnos en los hechos e historia para trabajar en planes de acción.

 

 

La amplia experiencia de nuestros directivos y consultores nos permite trabajar con gran bagaje en la continua construcción e innovación de procesos teniendo en cuenta las diversas variables que el entorno ofrece, ya que dicha incertidumbre se convierte en una oportunidad para abordar cada proceso desde lo que está sucediendo, lo que puede suceder y lo que debería suceder. Este entorno nos obliga a tener una amplia perspectiva y entender las diferencias y la adaptabilidad que debe tener el liderazgo, gestionar el conocimiento con alternativas novedosas e interactivas como la gamificación, inteligencia artificial entre otras que la misma transformación nos ofrece con el propósito de que llegue a la medida que cada colaborador requiere y que le permita afrontar rápidamente los cambios del entorno.

Somos aliados en hacerle frente a la transformación enfocándonos en la visión integral de las personas, el nuevo orden del entorno laboral nos invita a repensar el significado de trabajo entendiendo que los estilos de dirección deben integrar diversas dimensiones no solamente de los clùster sino de cada persona, abordar la cultura como un agente tangible e intangible, definible y medible, “aprendible” y desarrollable.  

Acompañamos al área de gestión humana a asumir un rol estratégico dejando atrás la operatividad, entendiendo que el compromiso y la transformación de la cultura tiene un impacto importante en el éxito del negocio.